Rutinas

Rutina de Bronceado


11 / Ago / 2020

Como debes preparar y cuidar tu cuerpo para la exposición solar siguiendo una rutina para el bronceado.

Cuando hablamos de bronceado, ponernos morenas y morenos, inmediatamente pensamos en el sol, es el que nos va a dar color. Incluso a veces pensamos en ponernos poca protección, para broncearnos más rápido. ¿Es así? ¿Os ha pasado alguna vez? ¡Seguro que sí!

Pensamos en mil cosas cuando queremos broncearnos: qué playa vamos a elegir, a qué hora es mejor ir, con qué ropa luciremos el bronceado… Pero pocas veces pensamos en nuestra piel y debería ser lo primero en lo que pensar, dado que según el estado de nuestra piel, el bronceado será más luminoso, bonito, duradero y sobre todo, evitaremos quemarnos para conseguirlo.

Para que nuestra piel esté bronceada de forma saludable tenemos que ayudarla, y eso significa ayudar a que sus mecanismos de protección estén equilibrados y que sintamos que tenemos una piel jugosa, hidratada y luminosa. En el post anterior hablamos de cómo tener una piel equilibrada para no tener manchas y es lo que vamos a tener en cuenta para tener un bronceado precioso y sano.

Existen tres momentos importantes a tener en cuenta para un bronceado saludable y seguro:

  1. Antes de la exposición al sol.
  2. Durante la exposición al sol.
  3. Después de la exposición al sol.

1. ¿Qué debo hacer antes de la exposición al sol?

¿Cómo voy a conseguir llegar al día en el que voy a tomar el sol teniendo mi piel en equilibrio? Muy fácil:

Si no has cuidado mucho tu piel, primero aconsejamos que equilibres tu barrera cutánea, y lo hagas con un scrub, un peeling adecuado, para obtener un bronceado uniforme. Aunque parezca que todos los exfoliantes son iguales, no es así y están confeccionados para atender a las necesidades de la piel. Si tu piel es muy seca, necesitarás un exfoliante que retire las células muertas y que aporte más jugosidad a la piel. Si tu piel es muy jugosa, con un exfoliante más ligero tendrás suficiente.

Seguro que alguna vez te has aplicado un exfoliante corporal y has tenido la necesidad inmediata de aplicarte una crema por la tirantez de tu piel. Esto es lo que nunca debe ocurrir.

Os vamos a explicar un poco más sobre nuestros exfoliantes: todos nuestros exfoliantes contienen gránulos biodegradables, que cuidan y protegen el medioambiente. Tenemos cuatro exfoliantes distintos que se adaptan a la necesidad de cada tipo de piel.

Exfoliantes:

  • Body Scrub: Si tu piel no está muy deshidratada, gracias al extracto de manzanilla y aceite de jojoba, es un aceite fantástico porque protege maravillosamente la piel.
  • Chocolate Body Scrub: Trata tu piel si no te has cuidado mucho durante estos últimos meses, rico en Manteca de Cacao, Aceite Esencial de Pomelo, Aceite de Manzanilla, y Aceite de Jojoba.
  • Herbal Body Scrub: Aún más nutritivo, con sus cristales de azúcar es muy respetuoso con la piel y, entre sus ingredientes encontramos el Aceite de Oliva Virgen Extra, el Aceite de Flor de Caléndula y el Aceite de Manteca de Karité, entre otros que suavizan la piel.
  • Ginger Body Scrub: Más dinámico y activo, gracias al Aceite de Jengibre dará vida a tu circulación y a tu piel.

Podemos utilizar cualquiera de estos exfoliantes una vez por semana. Solemos aconsejar hacer la exfoliación en la ducha, es mucho más cómodo si humedecemos el producto o la piel para que se deslice mejor. Trabajaremos el peeling frotando siempre en ascendente, con una presión moderada. Si presionas con fuerza arrastrarás demasiado, no se trata de llevarnos todas las células muertas de una vez, vamos a ir semana tras semana.

Mantener la Barrera Cutánea en Buen Estado

Los días previos a la exposición solar, para mantener la barrera cutánea en buen estado, aplicaremos una crema o un aceite. También dependiendo del grado de sequedad de nuestra piel escogeremos el producto más adecuado. Te aconsejamos que sea un producto rico en nutrientes y antioxidantes. Nos encanta la Chocolate Body Cream, con una exclusiva fórmula a base de Manteca de Cacao, Aceite de Aguacate y Aceite Esencial de Pomelo. Es una maravilla para la piel reseca y con descamación, muy antioxidante para evitar el daño solar y además contiene Vitamina E. También puedes utilizar el Ginger Body Oil con aceite de Jengibre que te va a ayudar a obtener un bronceado precioso, gracias a sus partículas de oro que dan una luminosidad única a la piel.

2. ¿Qué debo hacer durante la exposición al sol?

Sabemos que os encanta nuestro Aceite Bronceador. ATENCIÓN con este producto, no debemos ponernos este producto en fuertes horas solares (mediodía) ni exponernos durante mucho tiempo al sol. Así conseguiremos una quemadura. Ya que nos está ayudando a activar la síntesis de melanina para que nuestra piel broncee con más rapidez, vamos a respetar su forma de exposición.

El Aceite Bronceador contiene Manteca de Cacao y Manteca de Karité que hace que la piel retenga el nivel de humedad adecuado creando una barrera natural, evitando la sequedad y sintiéndose protegida y elástica. Un verdadero baño nutritivo que nos hace sentir la piel jugosa y tratada a la vez. Así, durante la exposición solar seguiremos tratando la piel. Su índice de protección es bajo, con el objetivo de que se adapte a todas las pieles, horarios y épocas del año al tomar el sol. Podemos complementar el aceite con nuestras protecciones solares más altas que seguirán siendo hidratantes y antioxidantes por su composición rica en ácido hialurónico y células madre vegetales.

Siempre, antes de la exposición al sol, pondremos nuestra crema de tratamiento. Una crema hidratante es perfecta y después, nuestro protector solar. De esta manera, vamos a aplicar protector solar cada 2 horas.

Por la noche, retiraremos el protector solar, con una leche limpiadora. Para evitar que los residuos del protector se impregnen en la piel creando una barrera hacia nuestros cosméticos de tratamiento.

Si vamos a estar expuestos al sol, pero queremos llevar nuestra piel maquillada Hydrocelular CC Cream es ideal. Da un tono natural, tiene protección solar, hidrata y complementa con la acción antioxidante. No te preocupes si necesitas más protección, puedes aplicarte tu protección y luego Hydrocellular CC Cream.

3. ¿Qué debo hacer tras la exposición solar para mantener mi bronceado durante más tiempo?

Una vez hayamos dejado de tomando sol, o entre baño de sol y baño de sol. No dejes de cuidarte la piel con tu exfoliante. Es bueno ir variando para darle distintos grados de humedad a la piel y aplicarte tu crema hará que el bronceado sea más duradero. Tomar más el sol, significa cuidarse la piel todavía más.

Y en el caso de que no se hayan extremado las medidas de protección y te hayas quemado. Te aconsejamos que te apliques Aloe Vera Gel, lo primero que necesita tu piel en este momento es calmarse y regenerarse. Aloe Vera Gel orgánico te va a encantar y los vas a utilizar como un producto imprescindible en tu rutina.

Resumen

  1. Exfoliate que más se adapte a tu piel.
  2. Crema o aceite.
  3. Protector solar hidratante y antioxidante.
  4. Seguir con la rutina todo el año.

¡PIEL SALUDABLE, BRONCEADO SALUDABLE!

Si tienes alguna pregunta, no dudes en preguntarnos a través del correo info@cosmonou.com o por redes sociales (InstagramFacebook y LinkedIn) y WhatsApp.

Comparte esto: